Superheroínas

Tres superheroínas se citan regularmente en una cafetería vienesa de dudosa reputación. Un sábado tras otro, se dedican allí a discutir su problema favorito: cómo usar sus superpoderes para hacer mejor la vida de la gente que conocen. Las tres son inmigrantes en Austria. Procedentes de la antigua Yugoslavia, tienen muy presente su estatus de marginadas. Quieren llevar la justicia a los suburbios, pero también están obsesionadas con integrarse en la clase media. El capitalismo gobierna el mundo, hasta en esa paupérrima parte de Viena que usan las tres mujeres para verse. A pesar de sus poderes –desintegración y rayos–, todos los días se enfrentan a los problemas normales: trabajos mal pagados, problemas de salud y, sobre todo, sus raíces culturales.

Estas Superheroínas de Barbi Marković son literatura pop para el siglo XXI. Una crítica agridulce del consumismo y una oda a la vida urbana pese a toda su desolación. La autora emplea un estilo dinámico y muy ágil, como si novelara tiras cómicas, con capítulos breves divididos en episodios. El lector se ve llevado dentro y fuera del presente y el mundo interno de las protagonistas, con lo cual le llega también el zumbido del mundo exterior a lo largo de una narración interrumpida por anuncios publicitarios y localizada en Viena, Belgrado y Berlín. El humor de Marković tiende a ser oscuro y más bien distópico: las tres superheroínas no se sienten nunca integradas en sus nuevas vidas, y la vívida descripción de cómo estas mujeres se sienten alienadas y ajenas trae consigo algunas de las mejores páginas de la novela. Atrapadas entre el deseo de incorporarse a la clase media y el rechazo que sienten entre la clase trabajadora por su condición de inmigrantes, las protagonistas son incapaces de hacerse aceptar en la sociedad.

El libro es una visión sardónica de la vida cotidiana y la absurda influencia que ejerce el dinero en la juventud centroeuropea, seguramente la única generación existente que no ha crecido en tiempos de guerra. Pese a lo serio de algunos asuntos centrales, la autora enfoca por el lado divertido una sociedad que todos reconoceremos. Marković empezó a escribir el libro en alemán, aunque cambió al serbio a mitad del proceso (la traducción al alemán corrió a cargo de Mascha Dabić). Este debut es un ejemplo excelente de una nueva generación de escritores cuyas referencias culturales están tanto en los Balcanes como en Centroeuropa.

Residenz Verlag (Austria)

Contacto: Anjana Guschelbauer

Tel.: +43 1512 13 33 201

a.guschelbauer@residenzverlag.at

www.residenzverlag.at

Applications for adult fiction or children’s books should be made to the Austrian Federal Ministry for Education, the Arts and Culture in good time before the book goes to print.

Today's German pop literature comes from Belgrade.

Frankfurter Allgemeine Zeitung